La cofundadora de Libelium, Alicia Asín, premio Mujeres Innovadoras de la UE

La cofundadora de Libelium, Alicia Asín, premio Mujeres Innovadoras de la UE

- en Premios

España sigue ampliando su red de ciudades inteligentes y agrupa a más de seis decenas de urbes, pero aún queda mucho para alcanzar a los países punteros en la materia. En ello trabajan compañías como Libelium y su cofundadora Alicia Asín Pérez.

Con 12 años de vida, esta compañía zaragozana nació como una spin-off de la Universidad de Zaragoza con el objetivo de desarrollar una tecnología que fuera capaz de monitorizar parámetros ambientales.

alicia-asin-kPKI-U601282297760S-624x385@RC

Ahora, una década de trabajo después expandiendo las redes de inteligencia por España, la Comisión Europea ha premiado a Alicia Asín Pérez con el segundo premio para Mujeres Innovadoras de 2018.

«Estos premios tienen otro objetivo y es el de inspirar a nuevas generaciones de mujeres emprendedoras. La participación y contribución en la investigación e innovación es fundamental para el crecimiento de Europa», señaló en la entrega de premios el comisario europeo de Investigación, Carlos Moedas. Un premio dotado con 50.000 euros para seguir diseñando y fabricando hardware para redes sensoriales con destino a las llamadas ciudades inteligentes o ‘smartcities’.

El negocio de Libelium no solo lleva el Internet de las Cosas a las ciudades, sino que también se traslada a la industria impulsando la llamada nueva Industria 4.0. Entre sus apuestas se encuentra la automatización de los procesos de fabricación industrial en sectores como automoción, gestión de edificios e infraestructuras, transporte, aplicaciones energéticas y usos militares.

Un trabajo que no solo se centra en su Zaragoza natal, ni tampoco en España. Ya en 2017 saltaron las fronteras nacionales para exportar su tecnología a la capital de Eslovenia, Liubliana (Capital Verde Europea 2016) para un proyecto de smart city en el que se monitorizan las condiciones ambientales y de calidad del aire de BTC City, una de las mayores áreas de negocio y comercio de Europa, a través de una red de sensores inalámbricos que recogen parámetros ambientales como la luminosidad, el ruido, la temperatura o los gases contaminantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *